Diseñador Web Valencia

Mitad de mes

Ya se va notando que el verano se acaba. El tiempo todavía es caluroso, pero anochece cada vez más temprano, y se nota el cambio de las rutinas. Aunque intento todavía hacer algunas cosas de la época estival, no es lo mismo.

Nunca es lo mismo Junio o Julio, que empieza el verano, que te apetece ir a la playa, hacer otras cosas, que cuando llega Septiembre.

Aunque quieras alargar los baños de sol, playa o piscina, algo hay que hace que no sea lo mismo.

Y en esas estoy, en el cambio total de chip. Hoy después de más de dos meses de estar fuera de casa, he vuelto a la city, a Valencia. Y sin problema. Me estoy acostumbrando a ir de un sitio a otro.

Es lo bueno que tiene ser tu jefe. Te puedes marcar los horarios y lugares de trabajo. Con el portátil y conexión a internet la movilidad puede ser absoluta.

Escuchaba en el podcast de Quedate con el Cambio (aprovecho para recomendartelo), un caso en el que dos personas se conocieron en un foro porque una de ellas buscaba ayuda para un proyecto nuevo, y después de el primer proyecto, se embarcaron en varios más juntos, llegando a ser socios.

Cinco años después, todavía no se conocían en persona.

Esto es lo que nos ofrece internet. La posibilidad de trabajar en remoto, conocer gente de muchisimos lugares que nos puede ser útil. Las famosas sinergias que surgen.

También se puede dar estos casos con clientes. Yo he llegado a trabajar con clientes a los que nunca he conocido en persona.

En mis comienzos llegué a tener dos clientes en Madrid. Y el trabajo fue rodado. Entonces no existía ni Skype, ni Whatsapp ni redes sociales. Correo electrónico y para adelante.

Esto da una idea de que lo importante en un trabajo de diseño web, no es la cercanía, ni las reuniones. Es fluir.

En mi caso, es necesario el buen feeling con el cliente. Pero no se trata solo del trato. Detalles como la entrega de material y la involucración del cliente en su proyecto, es primordial para que el trabajo salga redondo.

La buena sintonía se nota también en el trabajo final y en los plazos.

Para un freelance la gestión del negocio y el tiempo es fundamental. Y los plazos y tiempos son una de las patas de la mesa.

Es algo en lo que siempre debemos poner atención, para seguir mejorando. Optimizando el tiempo, para nosotros y nuestros clientes.

Entrando en la segunda quincena de Septiembre, y pensando ya en como va a ser el último trimestre del año. Me estoy marcando unos objetivos par terminar el año.

Planificación. Fundamental. Luego saldrá o no saldrá. Pero hay que centrar el foco en algo, y poner el engranaje en marcha para ir a por ello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Llama Ahora!!